octubre 2, 2022
Madrid, España
Uncategorized

MUJER INDEPENDIENTE

Era diferente al resto. Su sonrisa enamoraba sin necesidad de palabra alguna que la acompañase. La mirada brillaba junto a esos ojazos que miraban llenos de vida.

Leía frecuentemente libros, muchos, para evadirse de la realidad que la rodeaba. Soñar cada noche era ser libre, antes de que se despertase para volver a una nueva pesadilla. La chica que lo daba todo, a cambio de nada. Y a medida que pasaba el tiempo, su pareja cada vez se volvía más posesiva y manipuladora.

Y sin darse cuenta, esa sonrisa se iba apagando cada vez más, como una vela que se consumía poco a poco sin fijarte cómo iba empequeñeciendo. Y así creció, queriendo ser independiente. El momento en el que decidió ser fuerte y alejarse de toda persona que le comía la cada vez más su personalidad, fue el momento en el que renegó del amor.

Y tras muchas decepciones y unos cuantos desengaños amorosos, llegó el chico ideal a su vida, pero había llegado demasiado tarde. No importaban los numerosos detalles que ofreciese, o las miles de sonrisas que regalase a la bella dama, porque ésta había aprendido a ser tan libre, que ya no quería saber nada de lo que significaban esos sentimientos que podían llegar a atarla de nuevo. Y eso a estar alturas la aterraba. De modo que descubrió la felicidad, sin querer compartirla con nadie más que con ella misma.ía más posesiva y manipuladora.

Y… sin darse nadie cuenta, esa sonrisa se iba apagando cada vez más, como una vela que se consumía poco a poco sin fijarte cómo iba empequeñeciendo. Y así creció, queriendo ser independiente.

El momento en el que decidió ser fuerte, y alejarse de toda persona que le comía cada vez más su personalidad, fue el momento en el que renegó del amor.

Y tras muchas decepciones, y unos cuantos desengaños amorosos, llegó el chico ideal a su vida, pero había llegado demasiado tarde. No importaban los numerosos detalles que ofreciese, o las miles de sonrisas que regalase a la bella dama. Porque ésta había aprendido a ser tan libre, que ya no quería saber nada de lo que significaban esos sentimientos que podían llegar a atarla de nuevo. Y eso a estas alturas la aterraba.

De modo que descubrió la felicidad, sin querer compartirla con nadie más que con ella misma.

  • muy bueno¡¡¡¡¡

  • precioso artículo para venirte arriba!!!!! muchisimas gracias

Leave feedback about this

  • Interés
  • Redacción
  • Temática

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video